CASA RURAL LA FLAMENCA INN

En estos meses de verano es tradicional salir de la rutina profesional y, siempre que sea posible, salir también del ambiente cotidiano y viajar a otros lugares, aunque sean cercanos.

La ventaja de internet es que, cuando se encuentra un lugar interesante, es muy fácil darle publicidad para que los que buscan información sobre posibles destinos futuros. Por eso, hoy quiero hablar de un alojamiento que hemos localizado este año y que nos ha dejado impresionados.

La semana pasada, la familia tuvimos que desplazarnos a Huelva y alquilamos unas habitaciones en una casa rural ubicada en el pueblo de Cortelazor, en pleno Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

Esta casa rural, con el nombre de "La Flamenca Inn", que en inglés sería algo así como la Posada Flamenca, tiene la característica de que está decorada en un estilo inglés de la época victoriana, con materiales y detalles originales traídos directamente desde Inglaterra, y también con muchos detalles de art deco. Por poner un ejemplo, varias de las puertas de las habitaciones o cuartos de baño son puertas originales de pub ingleses.

Aunque organizativamente está dividida en tres casas independientes, su distribución permite conectar unas con otras, por lo que está muy bien preparada para un grupo de amigos que deseen pasar unos días con sus familias, tanto en verano como en invierno, época en que es ideal para convivir alrededor de las chimeneas. Los interesados en esta opción de alojamiento pueden consultar habitaciones y reservas en la página web de la casa rural.

Como por mucho que este uno de vacaciones, la visión matemática es imposible apagarla, lo que me llamó la atención en la casa fue la gran cantidad de aspectos geométricos y matemáticos que se podían localizar.

En muchas de las vidrieras, algunas traídas directamente de iglesias inglesas, era posible encontrar aspectos geométricos diversos, como simetrías o figuras planas.



También en el suelo podíamos encontrar mosaicos. Algunos que recubren el plano de una forma simple y fácil de encontrar en cualquier suelo de parqué, pero otros más elaborados y vistosos.




A la vista estaban también posibles elementos semejantes, aunque las medidas no guardaban exactamente la proporción. O mirando con cuidado podíamos encontrar en las chimeneas de las estufas evidentes puntos de inflexión. Y además exactos, no lo que consideran los políticos y periodistas que es un punto de inflexión.



Otra cosa que me llamó la atención, en el propio pueblo de Cortelazor, fue que en muchas calles había diseños geométricos en el empedrado. En varios lugares había rosas de los vientos, pero en otros se encontraban otro tipo de figuras planas, como pentágonos estrellados o círculos.




1 comentarios:

Laflamencainn Cortelazor dijo...

Muchas gracias querido Pepe por este análisis tan exacto;-)!! y recomendarnos!!Besos.

Publicar un comentario