LÁSTIMA QUE TERMINÓ.....

En muchas celebraciones, el último día se canta algo parecido al pobre de mí que se canta en Pamplona cada ver que terminan las fiestas de San Fermín. Se está triste porque se ha terminado pero esperanzados en que en el próximo año podamos volver a gozar con ello. Eso nos ocurre cada año con la Feria de la Ciencia.

En nuestro caso además tenemos la sensación de descanso después de la paliza acumulada durante tres días y la intención de aprovechar mañana domingo para intentar recuperarnos algo del agotamiento que sentimos en este momento para volver el lunes a la rutina del centro escolar.

Estand dedicado a la obra de Galileo Galilei

Con el gran amigo Benigno Guede y Marina, mi niña.
Como suele ser habitual durante la última jornada de la Feria de la Ciencia, hoy ha sido un portal abierto principalmente para el público familiar. Muchas parejas con sus hijos grandes o pequeños se han pasado por el Pabellón del Universo y han compartido su día de ocio con nosotros, en algunos casos porque era imposible arrancar a la chavalería de la atracción indudable y en otros por estar pendientes de sus hijos que actúan de monitores en algunos de los estands.

Aunque aún no hay un recuento exacto del número de visitas que ha recibido el recinto en estos tres días se comenta que habrá superado con creces las 20.000 personas las que han aparecido en algún momento de esta semana por allí. Por lo tanto, se ha vuelto a conseguir un éxito de público a pesar de las dificultades que solemos tener siempre para montar y mantener esa actividad que no tiene igual actualmente en nuestro país, al menos no por la participación de centros educativos de toda Andalucía. Este año incluso ha participado un centro de Jaén, en concreto de Mengibar.


Una de las personalidades con las que hemos contado en esta ocasión ha sido el profesor José Luis Rodríguez Blancas de la Universidad de Almería, un gran especialista en el trabajo con pompas de jabón, con las que nos dejó auténticamente perplejos. También trajo una serie de polígonos estrellados y poliedros como se puede apreciar en la imagen y es una lástima no poder enseñar imágenes del fractal conocido como Esponja de Menger, que también había construido.

En resumen, ha sido una oportunidad para conocer cosas interesantes y encontrarse con amigos como los de la foto. Alberto, con quien hemos compartido muchos buenos ratos desde nuestro tiempo de facultad, Joaquín que ya ha aparecido varias veces, Clara, la compañera de Alberto, flamante ganadora de la última edición del Carnaval de Matemáticas y actual organizadora de la nueva edición en su blog seispalabras. Sigue Juan Antonio Prado, otro amigo de muchos años, participante en muchos de nuestros saraos desde que era estudiante en la facultad y creador del Carnaval de Matemáticas, así como alma máter del excelente blog Tito Eliatron Dixit. Para acabar el artista José Luís Rodríguez.


Quiere decir esto que se ha acabado la novena edición de la Feria de la Ciencia, aunque ya estamos pensando en la próxima. Al menos nosotros ya tenemos decidido el proyecto que vamos a desarrollar que, a espera de un título definitivo, de momento se llama Uno, dos, muchos.

2 comentarios:

Mago Moebius dijo...

Gracias Pepe por tus palabras. Fue un placer conocerte y compartir momentos tan buenos en la feria. La esponja de Menger que llevamos la puedes ver en http://topologia.wordpress.com/2011/03/10/esponja-de-menger-tercera-iteracion/

Alumno:Álvaro Pedro Gutiérrez García, Profesor: Luís Amalio Gómez Espínola dijo...

Hola, soy Álvaro y tengo que reconocer que no tenía conocimiento de la feria. Este tipo de iniciativas son dignas de alabar, pues requiere el esfuerzo de muchas personas, cosa que no creo que pese debido a la ilusión de sus creadores.
Las disciplinas científicas, entre ellas las matemáticas, quizás no gocen de la difusión que les corresponde, pues muchas veces, y desde la infancia, son vistas como algo temible, como por ejemplo la primera visita de un niño al dentista.
Personalmente,me gustaría acudira un evento de este tipo, pues ciencia conjugada con diversión debe ser un cóctel muy divertido.

Publicar un comentario en la entrada